Aprender de tus errores, una lección para crear tu 'start up'

La prueba y el error forman parte del aprendizaje del 'lean start up', un conjunto de principios que pretende ayudar a los emprendedores a descubrir si su producto o servicio es el que compraría el cliente.

 

"Cutre es una actitud; barato es una opción". Esta frase de Néstor Guerra, profesor de innovación de EOI, te puede animar a practicar el lean start up sin complejos. Sin embargo, otros expertos en la materia, como Francisco Palao, cofundador de iActive, aseguran que no es tan barato, habida cuenta de que en este sistema se trata de probar varias opciones, "dos como poco", para dar con el producto o servicio que encaja en el mercado.

Palao pone el ejemplo de Google: "Fue unaspin off de la Universidad de Stanford. Al comienzo pensó que su cliente eran grandes empresas a las que vender su motor de búsqueda, y luego descubrieron que el cliente era cualquier empresa que quisiera publicitarse en los resultados de su motor de búsqueda".Probar para innovarEl lean start up es un conjunto de principios que pretende ayudar a los emprendedores y a las empresas a descubrir al menor coste posible el producto o servicio que los consumidores están dispuestos a comprar. Crear, medir y aprender es su núcleo central.

A través de este sistema podemos saber si ha llegado el momento de pivotar –hacer un giro drástico– o perseverar en la trayectoria inicial. Guerra aclara que, "es un proceso formal y estructurado que nos permite ir validando con experimentos nuestros supuestos e hipótesis siguiendo una lógica de negocio".

No obstante, conviene que tengas claro que esto no es la panacea. A veces la misión que te has marcado no va en línea con lo que demanda el mercado y no resulta tan barato como se piensa. Palao apunta que, "lean start up no implica necesariamente empezar con pocos recursos, sino que aquellos que invirtamos sean para obtener un aprendizaje y conclusiones del mercado. El objetivo no es avanzar y producir más, sino aprender del mercado lo antes posible". Sentencia que "la idea principal de las metodologías lean no es minimizar el consumo de recursos, sino maximizar el aprendizaje del mercado".

Como aplicar 'lean start up'

* Diseña el modelo de negocio de tu idea.

* Valida el modelo siguiendo el proceso de desarrollo del cliente.

* Construye tu producto o servicio usando el desarrollo ágil. Empieza con el MVP LH (Producto Mínimo Viable de Baja Fidelidad) que te permita trabajar de manera sincronizada con el proceso de desarrollo del cliente para aprender cuanto antes posible qué es lo que el cliente está dispuesto a comprar. No gastes mucho dinero en tus primeros MVP, lo más probable es que tengas que desecharlos.

(Fuente: Néstor Guerra, profesor en EOI)

Iñaki Ortega, director de programas de Deusto Business School, añade que "esta herramienta hubiera sido imposible hace veinticinco años, en un mundo dominado por las patentes y la industria. En nuestra época, la innovación va tan rápido que los procesos no tienen sentido. El lean start up te permite testear si el mercado está preparado para ese producto y servicio que deseas lanzar".

En su opinión, lo más atractivo de este sistema es que posee una base sólida, que es pivotar, es decir, cambiar el modelo de negocio si es necesario: "Lucha contra uno de los errores más comunes de los emprendedores, enamorarse de su producto. Ellean les permite ver los fallos sin renunciar al negocio, se puede variar para que el mercado lo acepte".Pregunta al clienteEl profesor de EOI coincide con Ortega en que "no hay mayor enemigo del emprendedor que él mismo, sobre todo cuando no quiere escuchar al cliente o al mercado". Apunta que la única forma de saber qué es lo que quieren los clientes es salir del edificio, preguntar y hacer experimentos: "El objetivo es fallar pronto, barato y rápido con el fin de aprender lo antes posible qué es lo que realmente quieren. Si el objetivo es crecer, entonces se debe realizar experimentos para encontrar el motor de crecimiento".

Otra de las bondades que apunta Ortega sobre este sistema es que hace posible el perfeccionamiento de la empresa y su éxito. Un ejemplo de ello es Zappos, la mayor tienda de venta online de zapatos. Para probar el producto su fundador, Nick Swinmurn, empezó a pedir a tiendas de zapatos locales si podía sacar fotos de sus inventarios. A cambio él las colgaría online y volvería a comprar los zapatos al precio de la tienda si el consumidor se los compraba a él en su web. "Si Zappos hubiera realizado un estudio de mercado, habría podido analizar lo que los consumidores creen que quieren. Creando un producto, aunque simple, la empresa aprendió mucho más", explica Eric Ries en su libro El método lean start up.Llegan las organizaciones exponencialesUna organización exponencial –'exponential organization' (ExO)- es aquella cuyo impacto (o resultado) es inmenso –al menos diez veces mayor– comparada con sus iguales, gracias al uso de nuevas técnicas organizativas y al aprovechamiento de tecnologías aceleradoras.

Google o Facebook, que han logrado en pocos años pasar de un puñado de clientes a millones, son ejemplos de esta filosofía que recoge 'Exponential Organizations' (Salim Ismail, Michael Malone & Yuri Van Geest).

En su blog, Francisco Palao, cofundador de iActive, comenta este libro y explica que la mayor parte de las compañías que tienen más de diez años no cuentan con los atributos de estas organizaciones: hacer uso de tecnologías colaborativas, aprovechar las tecnologías aceleradoras existentes, disponer de individuos y equipos multidisciplinares, tener una misión con un propósito transformativo masivo, tener procesos escalables, contar con una autoridad distribuida y capacidad para autorregularse y aprovechar las relaciones con el público y la comunidad externa.