Sólo un 30% de pymes ofrece formación digital a sus empleados

tecleandoPara conseguir empresas 2.0 es imprescindible tener trabajadores 2.0. Y dado que las TIC avanzan a pasos de gigante las empresas se deben preocupar en forma a sus empleados para asumir tareas en un mundo más digital. Pero tomar estas decisiones es una tarea pendiente para un 70% de las pymes. Así lo refleja la encuesta sobre el Uso de Tecnologías de la Información y las Comunicaciones y del comercio electrónico en las empresas, elaborada por el INE, Instituto Nacional de Estadística, el 22,9% de las pymes invirtieron en formación en TIC durante el pasado año.

María José Prieto, Responsable Académica del Área Corporativa en U-tad, Centro Universitario de Tecnología y Arte Digital, comenta que «actualmente la formación con la que entran inicialmente empleados en TIC suele ser muy básica en ingeniería informático o similar. Sin embargo, las empresas cada vez más necesitan perfiles más especializados para sus áreas de ingeniería (big data, cloud...) y perfiles con conocimientos básicos de ingeniería y contenidos digitales para el resto de departamentos de las compañías, como pueden ser el diseño gráfico, manejo de redes sociales, creadores de experiencia de usuario (UX), etc.»

En el caso de las empresas grandes, de 250 o más empleados, este porcentaje alcanzó el 59,8%, seis puntos más que en el año anterior. En cuanto al empleo generado dentro de este sector, el mismo informe apunta que el 25,1% de las empresas emplearon a especialistas en TIC en 2013. En relación con este mismo tema, el Informe Anual de la Sociedad en red 2013, llevado a cabo por el Observatorio Nacional de las Telecomunicaciones y de la Sociedad de la Información (Ontsi), apunta que los porcentajes de empresas que ofrecen actividades formativas TIC a su personal usuario oscilan entre el 89% en las medianas y el 94% en las pequeñas. Sin embargo, en la formación TIC al personal especialista en la materia se da en un 46,9%. En este caso las diferencias según el tamaño de la empresa sí son muy notables, siendo ésta más habitual en las grandes compañías, con un porcentaje del 76,6%, y menos en las pequeñas con un 40,8%.

Como advierte no es la escasez de formación lo peor, como advierte Prieto, «sino que tampoco ponen ninguna facilidad a los empleados que se quieren formar y estar a la última en las tendencias, porque en vez de considerar que esa formación puede repercutir en beneficio de la empresa, consideran que será un valor añadido al empleado que le facilitará el cambio de empresa».

Desde U-tad se subraya la importancia de incrementar la formación en este sector para cubrir las necesidades existentes dentro del mercado empresarial, obteniendo como resultado profesionales altamente cualificados para afrontar con éxito la digitalización de las empresas. «Hay muy pocas empresas que se sientan confortables en un mercado digital y eso se debe fundamentalmente a sus carencias en conocimientos en e-commerce, marketing digital, estrategia de negocio digital, comercio internacional (ya que el mercado internacional es digital) y finalmente, formación muy especializada en determinados software de desarrollo si se trata de una empresa TIC», apunta Prieto.


Claves

► Los trabajadores 2.0 necesitan formación en redes sociales, e-commerce o programación entre otros aspectos. Muchos jóvenes ya lo tienen
► La formación repercute positivamente en la adecuación de las pymes a los fuertes cambios que se suceden en tecnología
► Las pymes en general forman muy poco a sus empleados, especialmente las pequeñas empresas, que son la mayoría del tejido empresarial español
► Las empresas necesitan perfiles más especializados en sus áreas de ingeniería big data y cloud, así como diseño gráfico y control de redes sociales