Bruselas critica el alto precio de los medicamentos en España y el alargamiento de las listas de espera

  • El gasto de la asistencia sanitaria aumentará 1,3 puntos porcentuales hasta 2060

 

España tiene margen para racionalizar el gasto sanitario porque los precios de los productos farmacéuticos son altos y recurre poco a los genéricos, según el vicepresidente de Asuntos Económicos, Jyrki Katainen. El finés ha pedido evaluar el impacto de cualquier medida, ya que las adoptadas hasta ahora han provocado un alargamiento de las listas de espera.

"Los indicadores muestran que España se enfrenta a unos gastos relativamente altos en productos farmacéuticos, cuyos precios son elevados, y a una baja proporción de medicamentos genéricos", apunta Katainen en respuesta a una interpelación parlamentaria de la eurodiputada de Izquierda Unida, Paloma López.

En su pregunta, López denunciaba que las recomendaciones que Bruselas ha dirigido a España para racionalizar el gasto sanitario se están traduciendo en recortes que implican la exclusión de cada vez más personas.

 

Se prevé más gasto

El responsable de Asuntos Económicos justifica estas medidas alegando que "se prevé que los gastos de la asistencia sanitaria en España aumentarán 1,3 puntos porcentuales entre 2010 y 2060, desde el 6,5 % del PIB en 2010". "Como tal, su contribución a los riesgos de sostenibilidad presupuestaria es relativamente alta a largo plazo", avisa Katainen.

 

A su juicio, "el aumento de la eficiencia de los gastos en asistencia sanitaria (por ejemplo, creación de plataformas de compras centralizadas o desarrollo de historiales clínicos y de recetas en formato electrónico) no implica necesariamente un acceso más difícil a la asistencia sanitaria".

"Sin embargo, el impacto de las recientes reformas deberá controlarse y evaluarse para evitar efectos injustificados", admite el comisario de Asuntos Económicos. En este sentido, Bruselas ha detectado que "según el sistema sanitario fue pasando de ser universal a regirse por un enfoque de cobertura, aumentó el número de denuncias sobre las restricciones al acceso".

"Además, se ha observado un alargamiento de las listas de espera, pese a varias iniciativas dirigidas a garantizar la accesibilidad para los grupos vulnerables", señala Katainen en su respuesta.