Noticias ANCED

  • CVTube

    Fecha de inicio: 01-10-2016

    Fecha de finalización: 30-09-2018

    Summary in English

    El proyecto CVTube, que durará 24 meses, consiste en la creación de una plataforma online a través de la cual los alumnos de formación profesional podrán presentar sus CV en formato vídeo.

    Los objetivos de este proyecto son, entre otros:

    • Mejorar la empleabilidad de los alumnos.
    • Ayudarles a aprender nuevas habilidades (edición de video, técnicas para la búsqueda de empleo, trucos para la realización de un buen CV, etc.).
    • Enseñarles a enfrentarse a una entrevista de trabajo.

    La UDIMA participa en este proyecto como colaboradora con la Asociación Nacional de Centros de E-Learning y Distancia (ANCED), que es socia junto a estas entidades:

    Europrofis (coordinador, República Checa)

    Socios:

     

    Proyecto CVTube. Imagen 1 Proyecto CVTube. Imagen 2 Proyecto CVTube. Imagen 3

     Imágenes reunión Alemania

     

    Proyecto CVTube. Imagen 4 Proyecto CVTube. Imagen 5 Proyecto CVTube. Imagen 6

     

  • school buildingLa empresa andaluza Divulgación Dinámica, dedicada a la formación y producción educativa especializada en Ciencias Sociales a través de internet, ha sellado su compromiso con la educación de los niños y niñas más desfavorecidos de la India rural a través de un extenso acuerdo de colaboración con la Fundación Vicente Ferrer que ha desarrollado entre 2017 y 2018. 

    Esta pyme, con sede en Sevilla, presencia en España, México e Italia, y actividad en el ámbito internacional, financiará la construcción de una escuela de refuerzo de la ONG de Desarrollo en Anantapur y complementará esta acción con el apoyo a diferentes programas educativos para el acceso a formación universitaria y para integración de personas con capacidades diferentes. Así ha quedado reflejado en el convenio firmado entre el director gerente de la compañía, José Joaquín Caballero, y el delegado de la FVF en Andalucía, Extremadura, Ceuta y Melilla, Rafael Carmona.

    Las escuelas de refuerzo son uno de los pilares de las estrategias de desarrollo de la FVF en su zona de acción. En ellas, las niñas y niños dalits de 4 a 11 años, nacidos en familias con escasísimos recursos, hacen deberes y repasan las lecciones estudiadas en las escuelas públicas dos horas por las mañanas y otras dos horas por la tarde, consolidando sus conocimientos, mejorando su sociabilización y también afianzando la responsabilidad de sus familias con su educación y su futuro. Los proyectos educativos de la Fundación engloban tanto primaria y secundaria, como la educación superior y profesional, con el objetivo de aumentar los niveles de alfabetismo, reducir el abandono escolar, asegurar la calidad educativa y velar por la igualdad de género en las aulas.

    Actualmente casi el 99% de las niñas y los niños pertenecientes a grupos vulnerables en los más de 3.500 pueblos en los que trabaja la Fundación están escolarizados, lo que es un primer paso para que puedan vivir una vida en condiciones de dignidad. Esto es posible gracias al esfuerzo de las personas que confían en nuestro trabajo y que nos apoyan de forma solidaria y con gran entusiasmo, como es el caso de Divulgación Dinámica y todo su equipo”, apunta Rafa Carmona.

    La Fundación Vicente Ferrer y Divulgación Dinámica S.L. están comprometidos con el cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), que subrayan la necesidad de Garantizar una educación de calidad inclusiva y equitativa, y promover las oportunidades de aprendizaje permanente para todos.

    El siguiente cuadro recoge los usuarios adicionales a los alumnos de la escuela y centro comunitario:

    PERSONAS USUARIAS DEL CENTRO COMUNITARIO

     

    Hombres / Niños

    Mujeres/ Niñas

    Total

    Comité Desarrollo Comunidad 4 4 8
    Shangam mujeres   63 63
    Shangam personas con discapacidad 0 0 0
    Alumnos preescolar 27 12 39
    Alumnos primaria 3 6 9
    Alumnos de secundaria 4 4 8
    Programa Nutricional 8 8 16

    Total beneficiarios

    46 97 143

     

    La escuela complementaria construida por la Fundación Vicente Ferrer se encuentra ubicada en el área de GOOTY, en la región de B.K.SAMUDRAM, en el estado del sur de la India de Andhra Pradesh.

  • V Ediciónn Curso Tutor eLearningEl E-Learning fomenta el uso intensivo de las Tecnologías de la información y la comunicación faDivulgación Dinámicacilitando la creación, adopción y distribución de contenidos, así como la adaptación del ritmo de aprendizaje y la disponibilidad de las herramientas de aprendizaje independientemente de límites horarios o geográficos, permitiendo al alumno intercambiar opiniones y aportes a través de las TIC.

    Debido a esta importancia que está adquiriendo el desarrollo del e-learning, se plantea la figura de un nuevo profesional diferente al “profesor” convencional: el rol del “tutor” en e-learning (informe ANCED, 2011). Este nuevo profesional no sólo deberá ser experto en la materia que imparte, sino que además debe comprender las funciones de acompañamiento del grupo de alumnos a lo largo del curso. Esta labor de acompañamiento combina muchas tareas diferentes como:

    • Dinamizar las actividades formativas para conseguir que los estudiantes finalicen los cursos, talleres o seminarios.
    • Conocer el sistema de formación e-learning para poder responder las preguntas procedimentales de este tipo de formación.
    • Programar actividades grupales e individuales (como pueden ser foros de debate, talleres, actividades complementarias a la formación, etc.).
    • Así como, conocer los fundamentos pedagógicos para plantear la evaluación de las acciones formativas de modo que el aprendizaje se focalice en torno a la adquisición de competencias.

    Debido a esta transformación del rol que profesor especialista en una materia al rol de tutor en una acción formativa en elearning, se plantea este curso para satisfacer esa necesidad de formar a los expertos en el rol de tutor en elearning. Algo que cada vez está adquiriendo más importancia en el mundo actual debido al incremento exponencial de la utilización de esta nueva metodología de formación.

    Para inscribirse: http://divulgaciondinamica.info/promos/curso-de-tutor-elearning-universidad-pablo-de-olavide/

  • Jorge Azcárate Morera. Presidente de la Asociación Nacional de Centros de e-Learning y Distancia (Anced)

    infoLibre • Plaza Pública
    Publicada 07/04/2018

    Conscientes de las oportunidades que la revolución digital ofrece a la Formación para el Empleo, en los dos últimos años se han invertido millones de euros para adecuarse a las nuevas necesidades de la formación online o e-Learning.

    Con ese esfuerzo por la innovación, que nos exige la sociedad de la comunicación, evolucionamos hacia un modelo de formación que da respuesta a los retos del presente y del futuro para mejorar la empleabilidad de los trabajadores, especialmente, los que engrosan las listas del paro que, con un porcentaje casi del 17%, sitúa a España en el segundo lugar de la Unión Europea, solo por detrás de Grecia. Un triste récord.

    La tecnología digital brinda herramientas que facilitan el estudio, la comunicación y la interacción fluida entre alumnos y formadores, y la conexión entre los participantes de un mismo grupo, sin necesidad de que todos tengan que estar simultáneamente en el aula o en un lugar concreto. Es una forma de gestionar el conocimiento que, además de favorecer el estudio de unas determinadas especialidades formativas, mejora las competencias digitales de los alumnos, imprescindibles ya en el mundo laboral presente y que aún lo serán más en el futuro inmediato.

    Los jóvenes —incluso los que no han acabado la enseñanza secundaria obligatoria y cuya formación profesional es vital para su futuro personal y para el de la economía española— dominan las nuevas tecnologías a través de sus smartphones o de sus tabletas. Para ellos, incorporar nuevos conocimientos digitales no es un problema y, seguramente, ven en el e-Learning un instrumento que les hace más cercana la recepción del resto de los conocimientos de la Formación para el Empleo que tienen que asimilar.  Las competencias digitales son también importantes para los adultos que crecieron offline. La formación online es una vía excelente para aprender los rudimentos imprescindibles de las tecnologías de la información y la comunicación.

    La apuesta de las Administraciones Públicas por la formación online es inequívoca y es un reto para todos establecer los mecanismos para que estas estrategias de formación puedan implementarse con garantías, pero también a unos ritmos y plazos razonables.

    Sin embargo, las nuevas tecnologías y los contenidos formativos que se incorporan a ellas avanzan con mucha más celeridad que las normas legales. De ahí que a veces las grandes oportunidades que ofrecen para la formación se vean frenadas por una normativa que, lejos de adaptarse a esa rapidez y flexibilidad intrínsecas a la era digital, se encuentra poco desarrollada y es excesivamente rígida en aspectos elementales y fáciles de modificar, como el tiempo de conexión de los alumnos, las horas de tutorías, los controles de aprendizaje o el propio Catálogo de Especialidades Formativas.

    La teleformación camina en paralelo y de manera complementaria a la formación presencial, pero, como hemos visto, con características y entidad propias. Ofrece a los alumnos una gran flexibilidad de tiempo y espacio que les permite conciliar la formación con su jornada de trabajo y con las obligaciones personales y familiares. Cada alumno puede conectarse online en el momento en que se lo permiten sus ocupaciones, porque el alumno pasa a ser el centro del proceso de enseñanza-aprendizaje, marcando, bajo la tutela de los formadores, su propio ritmo de estudio y alcanzando su capacitación académica y laboral donde y cuando la necesita.

    No es comprensible, por tanto, que las normas exijan, por poner un ejemplo, un tiempo elevado de conexión a los alumnos, porque ese requisito choca frontalmente con la flexibilidad de este método, a la par que genera una discriminación negativa entre aquellos participantes que, por sus conocimientos previos de la materia, competencia tecnológica, capacidad de aprendizaje o incluso inteligencia, requieran de un menor tiempo para completar su formación. No parece razonable ni práctico, con las posibilidades que ofrece la tecnología digital, obligar a todos los participantes a seguir el mismo ritmo de aprendizaje simplemente para cumplir un requisito, que no es pedagógico, para ser considerado apto. Debemos exigir a la administración una mayor flexibilidad en esta modalidad formativa que sirva de trampolín para su implementación y no sea un obstáculo en su desarrollo, y que a su vez no disminuya la capacidad de control y seguimiento, imprescindible para toda actividad formativa financiada con fondos públicos.

    Sin lugar a dudas el e-Learning está consolidado como la metodología hacia la que tienden todas las instituciones implicadas en el proceso de aprendizaje, ya sea de forma exclusiva o en combinación con la enseñanza presencial. Más ahora que la propia Administración se está digitalizando en su organización interna y en su relación con el ciudadano. Pero requiere de una apuesta decidida por las nuevas tecnologías y de la colaboración entre las administraciones, los agentes sociales y las empresas de formación para el empleo para eliminar trabas burocráticas. La capacitación para la inserción en el mercado laboral de nuestro capital humano no puede esperar.

    No debemos dejar de lado la formación privada no presencial dirigida al alumno particular, empresas, entidades públicas, etc. impartida por centros formativos de gran prestigio y con titulaciones propias de un valor muy reconocido en las empresas que aplican programas de calidad y mejora permanente a sus programas de formación, como alternativa a la formación oficial o subvencionada, que consideramos es otra vía para la mejora de conocimientos que puede facilitar la inserción laboral, desarrollo en el puesto de trabajo y el incremento de la empleabilidad.

    Sabemos además que la formación online, como el propio avance de la sociedad digital, es una tendencia irrefrenable en todo el mundo que aporta grandes oportunidades para el desarrollo laboral y empresarial, y nuestro país tiene que saber aprovecharlas. Con una tasa del 38% de paro juvenil, el doble de la media europea, un índice de abandono escolar temprano del 20% y un 35% de jóvenes de entre 24 y 35 años que no ha acabado la enseñanza secundaria obligatoria (según la OCDE), la sociedad española y los agentes implicados en la formación tienen que hacer un enorme esfuerzo para capacitar profesionalmente a una generación en cuyas manos está nuestro progreso futuro.

     

     

  •  
    Jorge Azcárate Morera. Presidente de la Asociación Nacional de Centros de e-Learning y Distancia (Anced)

    infoLibre • Plaza Pública
    Publicada 07/04/2018

    Conscientes de las oportunidades que la revolución digital ofrece a la Formación para el Empleo, en los dos últimos años se han invertido millones de euros para adecuarse a las nuevas necesidades de la formación online o e-Learning.

    Con ese esfuerzo por la innovación, que nos exige la sociedad de la comunicación, evolucionamos hacia un modelo de formación que da respuesta a los retos del presente y del futuro para mejorar la empleabilidad de los trabajadores, especialmente, los que engrosan las listas del paro que, con un porcentaje casi del 17%, sitúa a España en el segundo lugar de la Unión Europea, solo por detrás de Grecia. Un triste récord.

    La tecnología digital brinda herramientas que facilitan el estudio, la comunicación y la interacción fluida entre alumnos y formadores, y la conexión entre los participantes de un mismo grupo, sin necesidad de que todos tengan que estar simultáneamente en el aula o en un lugar concreto. Es una forma de gestionar el conocimiento que, además de favorecer el estudio de unas determinadas especialidades formativas, mejora las competencias digitales de los alumnos, imprescindibles ya en el mundo laboral presente y que aún lo serán más en el futuro inmediato.

    Los jóvenes —incluso los que no han acabado la enseñanza secundaria obligatoria y cuya formación profesional es vital para su futuro personal y para el de la economía española— dominan las nuevas tecnologías a través de sus smartphones o de sus tabletas. Para ellos, incorporar nuevos conocimientos digitales no es un problema y, seguramente, ven en el e-Learning un instrumento que les hace más cercana la recepción del resto de los conocimientos de la Formación para el Empleo que tienen que asimilar.  Las competencias digitales son también importantes para los adultos que crecieron offline. La formación online es una vía excelente para aprender los rudimentos imprescindibles de las tecnologías de la información y la comunicación.

    La apuesta de las Administraciones Públicas por la formación online es inequívoca y es un reto para todos establecer los mecanismos para que estas estrategias de formación puedan implementarse con garantías, pero también a unos ritmos y plazos razonables.

    Sin embargo, las nuevas tecnologías y los contenidos formativos que se incorporan a ellas avanzan con mucha más celeridad que las normas legales. De ahí que a veces las grandes oportunidades que ofrecen para la formación se vean frenadas por una normativa que, lejos de adaptarse a esa rapidez y flexibilidad intrínsecas a la era digital, se encuentra poco desarrollada y es excesivamente rígida en aspectos elementales y fáciles de modificar, como el tiempo de conexión de los alumnos, las horas de tutorías, los controles de aprendizaje o el propio Catálogo de Especialidades Formativas.

    La teleformación camina en paralelo y de manera complementaria a la formación presencial, pero, como hemos visto, con características y entidad propias. Ofrece a los alumnos una gran flexibilidad de tiempo y espacio que les permite conciliar la formación con su jornada de trabajo y con las obligaciones personales y familiares. Cada alumno puede conectarse online en el momento en que se lo permiten sus ocupaciones, porque el alumno pasa a ser el centro del proceso de enseñanza-aprendizaje, marcando, bajo la tutela de los formadores, su propio ritmo de estudio y alcanzando su capacitación académica y laboral donde y cuando la necesita.

    No es comprensible, por tanto, que las normas exijan, por poner un ejemplo, un tiempo elevado de conexión a los alumnos, porque ese requisito choca frontalmente con la flexibilidad de este método, a la par que genera una discriminación negativa entre aquellos participantes que, por sus conocimientos previos de la materia, competencia tecnológica, capacidad de aprendizaje o incluso inteligencia, requieran de un menor tiempo para completar su formación. No parece razonable ni práctico, con las posibilidades que ofrece la tecnología digital, obligar a todos los participantes a seguir el mismo ritmo de aprendizaje simplemente para cumplir un requisito, que no es pedagógico, para ser considerado apto. Debemos exigir a la administración una mayor flexibilidad en esta modalidad formativa que sirva de trampolín para su implementación y no sea un obstáculo en su desarrollo, y que a su vez no disminuya la capacidad de control y seguimiento, imprescindible para toda actividad formativa financiada con fondos públicos.

    Sin lugar a dudas el e-Learning está consolidado como la metodología hacia la que tienden todas las instituciones implicadas en el proceso de aprendizaje, ya sea de forma exclusiva o en combinación con la enseñanza presencial. Más ahora que la propia Administración se está digitalizando en su organización interna y en su relación con el ciudadano. Pero requiere de una apuesta decidida por las nuevas tecnologías y de la colaboración entre las administraciones, los agentes sociales y las empresas de formación para el empleo para eliminar trabas burocráticas. La capacitación para la inserción en el mercado laboral de nuestro capital humano no puede esperar.

    No debemos dejar de lado la formación privada no presencial dirigida al alumno particular, empresas, entidades públicas, etc. impartida por centros formativos de gran prestigio y con titulaciones propias de un valor muy reconocido en las empresas que aplican programas de calidad y mejora permanente a sus programas de formación, como alternativa a la formación oficial o subvencionada, que consideramos es otra vía para la mejora de conocimientos que puede facilitar la inserción laboral, desarrollo en el puesto de trabajo y el incremento de la empleabilidad.

    Sabemos además que la formación online, como el propio avance de la sociedad digital, es una tendencia irrefrenable en todo el mundo que aporta grandes oportunidades para el desarrollo laboral y empresarial, y nuestro país tiene que saber aprovecharlas. Con una tasa del 38% de paro juvenil, el doble de la media europea, un índice de abandono escolar temprano del 20% y un 35% de jóvenes de entre 24 y 35 años que no ha acabado la enseñanza secundaria obligatoria (según la OCDE), la sociedad española y los agentes implicados en la formación tienen que hacer un enorme esfuerzo para capacitar profesionalmente a una generación en cuyas manos está nuestro progreso futuro.

     

     

  • Jorge Azcárate Morera. Presidente de la Asociación Nacional de Centros de e-Learning y Distancia (Anced)

    Con un 39,4% de paro juvenil, una tasa de abandono escolar del 20% y un 35% de los jóvenes entre 25 y 34 años que no han acabado la educación secundaria obligatoria (este último dato aportado por la OCDE el pasado mes de septiembre), el contrato para la formación y el aprendizaje debería ser el instrumento esencial para la capacitación y el acceso al trabajo de los jóvenes que carecen ahora de titulación y de empleo. Lo es, de hecho, en países de nuestro entorno, especialmente en Alemania, que tiene un índice de desempleo juvenil del 7,9%, un porcentaje bajo si se compara con nuestro país y que se atribuye precisamente al buen funcionamiento de esta modalidad de enseñanza.

    En España, sin embargo, la ambigüedad de la nueva normativa y la diversidad de interpretaciones que hace cada administración de los preceptos legales ha generado una gran inseguridad jurídica a empresas, alumnos/trabajadores y a las entidades formadoras y ha provocado que este tipo de contratos cayera en un 73% en un solo año. En 2016 se formalizaron únicamente 46.384 contratos de aprendizaje frente a los 174.923 de 2015, según datos del Servicio Público de Empleo (SEPE).

    Sin embargo, el espíritu del Real Decreto 1529/2012 que desarrolla esa modalidad de formación dual, en la que se combina la instrucción práctica en el puesto de trabajo con la teórica impartida por las empresas de formación para el empleo, no era otro que combatir la alta tasa de paro juvenil, que dobla la media de la Unión Europea, y ofrecer una salida laboral a los jóvenes menores de 30 años sin titulación ni trabajo, a través de una herramienta formativa que les permite obtener un título académico oficial equiparable a la Formación Profesional o un Certificado de Profesionalidad, además de adquirir un conocimiento preciso de la función laboral que van a desempeñar.

    Hablamos de un modelo de éxito en otros países europeos que no debería fracasar en España. Porque en la práctica el contrato de aprendizaje va más allá de la simple capacitación laboral y de la obtención de un título para unos jóvenes cuya escasa empleabilidad es una de las secuelas más dolorosas que han dejado la crisis económica y las burbujas financiera e inmobiliaria que la causaron. La formación dual, al tiempo que forma a los jóvenes para desarrollar un trabajo, facilita que se reenganchen a la educación y accedan a un empleo, lo que refuerza su socialización y les permite empaparse de valores positivos hacia el trabajo. En la línea de lo que dijo Benjamín Franklin ya en el siglo XVIII, “dime y lo olvido, enséñame y lo recuerdo, involúcrame y lo aprendo”.

    A ese objetivo respondía el Real Decreto 1529/2012 que, de hecho, facilitó que durante los años siguientes miles de jóvenes trabajadores accedieran a un empleo, debido a que tanto las empresas como los alumnos y las entidades de formación apreciaron las bondades de la normativa para hacer frente a la magnitud del problema. Sin embargo, su posterior modificación de enero de 2016 con la entrada en vigor de la impartición presencial y la teleformación como únicas opciones para la formación y el aumento de las trabas burocráticas generó una enorme inseguridad jurídica a los participantes, que lejos de incrementar el número de contratos de esta modalidad se retrajeron y se retiraron de un programa de formación dual tan necesario para la formación de nuestro jóvenes.

    Un ejemplo claro del antagonismo entre lo inflexible y estática que es la normativa frente al dinamismo del mercado laboral son los plazos que se atribuyen a las administraciones públicas para autorizar el inicio de la actividad y que hacen que muchos empresarios desistan de contratar, porque no pueden planificar a tanto tiempo. Un rediseño general de la formación vinculada a estos contratos y la flexibilización de las normas, por ejemplo, sobre la manera en que se distribuyen las horas de formación práctica y teórica o se realizan las tutorías, estimularían a las empresas a su utilización y permitirían que la oferta formativa se adaptara a las posibilidades reales de empresas y alumnos.

    Pero el cambio más importante que se necesita para impulsar este tipo de formación y aproximarse así a los resultados de inserción laboral de los jóvenes que produce el modelo alemán, en el que se inspiró el real decreto de 2012, descansaría en la incorporación de procedimientos que faciliten casi de forma automática la autorización de este tipo de contratos, la vuelta de la formación a distancia para aquellas especialidades sin certificados de profesionalidad acreditados en teleformación y la libre elección de los alumnos/trabajadores de los módulos que les interesan.

    Esa modificación normativa debería ser el producto del trabajo conjunto y coordinado de expertos, agentes sociales y entidades prestadoras de los servicios de formación, que tienen una amplia experiencia sobre el terreno y conocen la complejidad del contrato para la formación y el aprendizaje en el que el alumno tiene que desempeñar su trabajo remunerado en una empresa y dedicar una parte de su jornada laboral a la formación lectiva.

    Ganar el desafío de incorporar al mercado laboral a cientos de miles de jóvenes españoles que ahora se encuentran sin titulación y sin trabajo es esencial no solo para su futuro como personas integradas socialmente, sino también para incrementar la competitividad de nuestras empresas y de nuestro país en un mundo globalizado. Conseguirlo requiere de las administraciones públicas más agilidad y flexibilidad en la normativa sobre formación para el empleo, y en particular sobre el contrato para la formación y el aprendizaje. Lo que unido a una interpretación más homogénea de las normas y a la potenciación del conocimiento público de esta modalidad contractual alentaría a impulsar esa actividad formativa a empresas, alumnos y entidades formadoras que, pese a las dificultades, mantienen su vocación por la formación en las empresas y la cualificación de los desempleados así como la apuesta por la calidad, la innovación y la mejora metodológica en los modelos pedagógicos de formación presencial y no presencial.

     

     

  •  
    Jorge Azcárate Morera. Presidente de la Asociación Nacional de Centros de e-Learning y Distancia (Anced)

    Con un 39,4% de paro juvenil, una tasa de abandono escolar del 20% y un 35% de los jóvenes entre 25 y 34 años que no han acabado la educación secundaria obligatoria (este último dato aportado por la OCDE el pasado mes de septiembre), el contrato para la formación y el aprendizaje debería ser el instrumento esencial para la capacitación y el acceso al trabajo de los jóvenes que carecen ahora de titulación y de empleo. Lo es, de hecho, en países de nuestro entorno, especialmente en Alemania, que tiene un índice de desempleo juvenil del 7,9%, un porcentaje bajo si se compara con nuestro país y que se atribuye precisamente al buen funcionamiento de esta modalidad de enseñanza.

    En España, sin embargo, la ambigüedad de la nueva normativa y la diversidad de interpretaciones que hace cada administración de los preceptos legales ha generado una gran inseguridad jurídica a empresas, alumnos/trabajadores y a las entidades formadoras y ha provocado que este tipo de contratos cayera en un 73% en un solo año. En 2016 se formalizaron únicamente 46.384 contratos de aprendizaje frente a los 174.923 de 2015, según datos del Servicio Público de Empleo (SEPE).

    Sin embargo, el espíritu del Real Decreto 1529/2012 que desarrolla esa modalidad de formación dual, en la que se combina la instrucción práctica en el puesto de trabajo con la teórica impartida por las empresas de formación para el empleo, no era otro que combatir la alta tasa de paro juvenil, que dobla la media de la Unión Europea, y ofrecer una salida laboral a los jóvenes menores de 30 años sin titulación ni trabajo, a través de una herramienta formativa que les permite obtener un título académico oficial equiparable a la Formación Profesional o un Certificado de Profesionalidad, además de adquirir un conocimiento preciso de la función laboral que van a desempeñar.

    Hablamos de un modelo de éxito en otros países europeos que no debería fracasar en España. Porque en la práctica el contrato de aprendizaje va más allá de la simple capacitación laboral y de la obtención de un título para unos jóvenes cuya escasa empleabilidad es una de las secuelas más dolorosas que han dejado la crisis económica y las burbujas financiera e inmobiliaria que la causaron. La formación dual, al tiempo que forma a los jóvenes para desarrollar un trabajo, facilita que se reenganchen a la educación y accedan a un empleo, lo que refuerza su socialización y les permite empaparse de valores positivos hacia el trabajo. En la línea de lo que dijo Benjamín Franklin ya en el siglo XVIII, “dime y lo olvido, enséñame y lo recuerdo, involúcrame y lo aprendo”.

    A ese objetivo respondía el Real Decreto 1529/2012 que, de hecho, facilitó que durante los años siguientes miles de jóvenes trabajadores accedieran a un empleo, debido a que tanto las empresas como los alumnos y las entidades de formación apreciaron las bondades de la normativa para hacer frente a la magnitud del problema. Sin embargo, su posterior modificación de enero de 2016 con la entrada en vigor de la impartición presencial y la teleformación como únicas opciones para la formación y el aumento de las trabas burocráticas generó una enorme inseguridad jurídica a los participantes, que lejos de incrementar el número de contratos de esta modalidad se retrajeron y se retiraron de un programa de formación dual tan necesario para la formación de nuestro jóvenes.

    Un ejemplo claro del antagonismo entre lo inflexible y estática que es la normativa frente al dinamismo del mercado laboral son los plazos que se atribuyen a las administraciones públicas para autorizar el inicio de la actividad y que hacen que muchos empresarios desistan de contratar, porque no pueden planificar a tanto tiempo. Un rediseño general de la formación vinculada a estos contratos y la flexibilización de las normas, por ejemplo, sobre la manera en que se distribuyen las horas de formación práctica y teórica o se realizan las tutorías, estimularían a las empresas a su utilización y permitirían que la oferta formativa se adaptara a las posibilidades reales de empresas y alumnos.

    Pero el cambio más importante que se necesita para impulsar este tipo de formación y aproximarse así a los resultados de inserción laboral de los jóvenes que produce el modelo alemán, en el que se inspiró el real decreto de 2012, descansaría en la incorporación de procedimientos que faciliten casi de forma automática la autorización de este tipo de contratos, la vuelta de la formación a distancia para aquellas especialidades sin certificados de profesionalidad acreditados en teleformación y la libre elección de los alumnos/trabajadores de los módulos que les interesan.

    Esa modificación normativa debería ser el producto del trabajo conjunto y coordinado de expertos, agentes sociales y entidades prestadoras de los servicios de formación, que tienen una amplia experiencia sobre el terreno y conocen la complejidad del contrato para la formación y el aprendizaje en el que el alumno tiene que desempeñar su trabajo remunerado en una empresa y dedicar una parte de su jornada laboral a la formación lectiva.

    Ganar el desafío de incorporar al mercado laboral a cientos de miles de jóvenes españoles que ahora se encuentran sin titulación y sin trabajo es esencial no solo para su futuro como personas integradas socialmente, sino también para incrementar la competitividad de nuestras empresas y de nuestro país en un mundo globalizado. Conseguirlo requiere de las administraciones públicas más agilidad y flexibilidad en la normativa sobre formación para el empleo, y en particular sobre el contrato para la formación y el aprendizaje. Lo que unido a una interpretación más homogénea de las normas y a la potenciación del conocimiento público de esta modalidad contractual alentaría a impulsar esa actividad formativa a empresas, alumnos y entidades formadoras que, pese a las dificultades, mantienen su vocación por la formación en las empresas y la cualificación de los desempleados así como la apuesta por la calidad, la innovación y la mejora metodológica en los modelos pedagógicos de formación presencial y no presencial.

     

     

  •  

    Imagen de la reuniónColonia ha acogido los días 5 y 6 de marzo la última reunión de los socios del proyecto europeo "GoMobile", concretamente en la sede del socio alemán Ingenious Knowledge. En este proyecto participan, entre otros socios europeos, la la Asociación Nacional de Centros de E- Learning y Distancia (ANCED) en colaboración con la Universidad a Distancia de Madrid (UDIMA).

    Durante esta quinta y última reunión del proyecto, los socios del proyecto han ultimado los detalles sobre la edición de un manual sobre Mobile Learning dirigido a profesores y formadores de todos los niveles educativos. Dicho manual, será publicado en abril o mayo de 2018.

    En su elaboración han participado profesionales de la educación y las nuevas tecnologías de varios países (Alemania, Reino Unido, Chipre y España). Por parte de la UDIMA, acudió a esta cita Juan Carmona, responsable de la OTRI de la UDIMA. La ANCED, por su parte, estuvo representada por Javier Vélez, responsable pedagógico y de proyectos.

     

     

     

    Galería de imágenes

    El manual sobre Mobile Learning, en el marco del proyecto GoMobile, la próxima primavera El manual sobre Mobile Learning, en el marco del proyecto GoMobile, la próxima primavera

     

  • Cvtube image5La presentación de resultados del análisis del mercado laboral o el plan de difusión del proyecto CVTube, que desarrolla, entre otros socios, la Universidad a Distancia de Madrid (UDIMA), en colaboración con la Asociación Nacional de Centros de E-Learning y Distancia (ANCED), centraron la segunda reunión de trabajo celebrada en la localidad alemana de Gelsenkirchen, a la que asistió la directora de I+D+i de la UDIMA, Ana Landeta.

    Además de Europrofis, coordinadora del proyecto, a la reunión asistieron también Javier Vélez, responsable pedagógico y de proyectos de la ANCED; y otros socios del proyecto, como la Cámara de Comercio de Badajoz, la Obchodni Akademie (República Checa) o EditValue, de Portugal.

    CVTube es un proyecto enmarcado dentro del programa ERASMUS+ (KA2 - Cooperation for Innovation and the Exchange of Good Practices), que persigue dar respuesta a la urgente necesidad de abordar el desempleo juvenil.

    Para ello, se desarrolla una plataforma interactiva en línea que acoja currículums en formato vídeo, a la vez que se ayuda a los usuarios a adquirir nuevas habilidades, del tipo cómo afrontar una entrevista de trabajo o cómo elaborar un buen currículum.

  • El pasado 22 de octubre se celebró en Salzburgo la tercera reunión del proyecto INTRO 4.0, enmarcado dentro del programa ERASMUS+ (KA2 - Cooperation for Innovation and the Exchange of Good Practices), bajo la coordinación de la empresa Europrofis (República Checa).

    El principal objetivo del proyecto es la creación de una plataforma de conocimiento interactiva que recoja toda la información acerca de la industria 4.0 a nivel europeo.

    ANCED participa como socio del proyecto, en colaboración con la Universidad a Distancia de Madrid (UDIMA) representada por Juan Carmona. La reunión, que tuvo lugar los días 22 y 23 de octubre, sirvió para que los socios se pusieran al día en cuanto al grado de ejecución de las actividades relacionadas con el proyecto, y permitió llevar el establecimiento de las fechas de entrega de cada una de ellas.

    Además, se revisaron las actividades de difusión llevadas a cabo hasta la fecha, que serán incluidas en el plan de difusión de resultados del proyecto una vez este haya finalizado.

    La próxima reunión se celebrará en Madrid los días 6 y 7 de mayo de 2019.

     

    Proyecto Intro 4.0. Imagen 5 Proyecto Intro 4.0. Imagen 6
    Proyecto Intro 4.0. Imagen 7  
  • La financiación de programas de formación estatales dirigidos a ocupados satisface una de las principales demandas del sector

    Madrid, 7 de marzo de 2019

    • Las organizaciones de las empresas prestadoras de servicios de Formación para el Empleo (AEGEF, ANCED y CECAP) se felicitan ante los recientes avances producidos con la publicación de la convocatoria de subvenciones para programas de formación correspondiente a 2018.
    • El presupuesto plurianual de 350 millones permitirá capacitar en competencias específicas y transversales a personas ocupadas y desempleadas, aliviando la comprometida situación financiera del sector.
    • El sector de la Formación para el Empleo, formado por 15.000 empresas, es crítico para garantizar la empleabilidad, la competitividad y la creación de riqueza en un contexto de cambio tecnológico acelerado.
    • Transformar el actual modelo subvencional en otro que sea capaz de identificar las necesidades formativas, evaluar su impacto y que compatibilice la concurrencia privada y la gratuidad de la oferta, principal demanda a futuro del sector.

     

    aegef anced cecap

    Las organizaciones de las empresas prestadoras de servicios de formación para el empleo (AEGEF, ANCED y CECAP) muestran su satisfacción ante los avances registrados gracias a la reciente convocatoria para la concesión de subvenciones para la ejecución de programas de formación estatales dirigidos a personas ocupadas. La convocatoria, publicada en enero y correspondiente a 2018, ha cerrado el 7 de marzo el plazo para la presentación de solicitudes. Se cumple así una de las principales demandas formuladas en los últimos años por el sector, que permitirá capacitar en nuevas competencias profesionales a la población ocupada, contribuyendo así al necesario ajuste entre las necesidades de un mercado laboral en profunda mutación y las habilidades de la población activa.

    La convocatoria, que fue aprobada en una resolución del SEPE el pasado 17 de enero, contempla un presupuesto de 350 millones de euros para la financiación de programas estatales de formación dirigidos de forma prioritaria a personas ocupadas. Esta partida presupuestaria, que se distribuirá durante los tres próximos años, estará destinada a aquellas entidades de formación públicas y privadas, o agrupaciones de las mismas, que se dediquen a la formación presencial o a distancia en al menos dos comunidades autónomas.

    La aprobación de esta convocatoria era una de las principales demandas que el sector había planteado al Gobierno. Durante los años más duros de la crisis, casi 5 millones de trabajadores, ocupados o desempleados, no pudieron actualizar sus competencias ante la ausencia de inversión pública, un derecho individual reconocido en el Estatuto de los Trabajadores y ante el cual la Constitución confiere responsabilidad a los poderes públicos.

    En opinión de las principales organizaciones representativas, la recuperación de los niveles de empleo previos a la crisis y, especialmente, la adecuación de la formación de los trabajadores a las nuevas demandas que el rápido cambio tecnológico exige al mercado laboral pasan por asegurar la sostenibilidad financiera de un sector formado por 15.000 empresas, pymes en su gran mayoría, y que da trabajo a 150.000 personas.

    Frente al carácter anual y recurrente que las convocatorias tenían hasta 2014, la última databa de septiembre de 2016, siendo además objeto de importantes retrasos tanto en la fase de instrucción como en la de ejecución. Además de la incapacidad para planificar inversiones en el medio plazo dada la inseguridad jurídica y la falta de periodicidad, el consiguiente retraso en los pagos (de hasta 550 días de media), sumado a la necesidad de mantener los costes de personal y estructura mínimos, había sumido al sector en una situación financiera crítica, como las principales organizaciones representativas venían denunciando reiteradamente.

    La convocatoria de 2018 proporciona confianza a las organizaciones en que sus demandas adicionales de un cambio de modelo encuentren un eco adecuado en el Gobierno. Estas se muestran especialmente interesadas en que el correspondiente periodo de instrucción de esta convocatoria no supere los seis meses marcados por ley y que, a pesar del contexto de incertidumbre política en nuestro país, el Gobierno resuelva con diligencia y eficacia un compromiso del que depende el reciclaje profesional de muchos trabajadores.

    Más allá de paliar la crítica situación financiera a la que la inseguridad jurídica, la excesiva carga burocrática y falta de ejecución de la financiación pública les aboca, las organizaciones abogan también por un cambio sustancial que transforme el actual modelo subvencional, en el que las entidades de formación concurren competitivamente a las convocatorias de financiación estatales en un modelo más estable y más adaptado tanto a los centros como a los destinatarios de la formación. En opinión de las principales organizaciones representativas, ello situaría al sector en una posición ideal para garantizar la empleabilidad de los trabajadores, la competitividad de las empresas y la creación de riqueza para la sociedad durante las próximas décadas.

     

    Acerca de AEGEF, ANCED y CECAP

    AEGEF es una asociación de grandes empresas de formación de ámbito estatal, con una larga experiencia ofreciendo todo tipo de servicios relacionados con la formación, tanto a organizaciones como a particulares. ANCED es la principal organización empresarial de ámbito nacional que integra a los centros privados más importantes de enseñanza e-learning y distancia. CECAP es la organización empresarial más representativa del sector de la formación en España, con centros asociados en todas las Comunidades Autónomas dedicados a impartir enseñanza y formación no reglada.

  • La financiación de programas de formación estatales dirigidos a ocupados satisface una de las principales demandas del sector

    Madrid, 7 de marzo de 2019

    • Las organizaciones de las empresas prestadoras de servicios de Formación para el Empleo (AEGEF, ANCED y CECAP) se felicitan ante los recientes avances producidos con la publicación de la convocatoria de subvenciones para programas de formación correspondiente a 2018.
    • El presupuesto plurianual de 350 millones permitirá capacitar en competencias específicas y transversales a personas ocupadas y desempleadas, aliviando la comprometida situación financiera del sector.
    • El sector de la Formación para el Empleo, formado por 15.000 empresas, es crítico para garantizar la empleabilidad, la competitividad y la creación de riqueza en un contexto de cambio tecnológico acelerado.
    • Transformar el actual modelo subvencional en otro que sea capaz de identificar las necesidades formativas, evaluar su impacto y que compatibilice la concurrencia privada y la gratuidad de la oferta, principal demanda a futuro del sector.

     

    aegef anced cecap

    Las organizaciones de las empresas prestadoras de servicios de formación para el empleo (AEGEF, ANCED y CECAP) muestran su satisfacción ante los avances registrados gracias a la reciente convocatoria para la concesión de subvenciones para la ejecución de programas de formación estatales dirigidos a personas ocupadas. La convocatoria, publicada en enero y correspondiente a 2018, ha cerrado el 7 de marzo el plazo para la presentación de solicitudes. Se cumple así una de las principales demandas formuladas en los últimos años por el sector, que permitirá capacitar en nuevas competencias profesionales a la población ocupada, contribuyendo así al necesario ajuste entre las necesidades de un mercado laboral en profunda mutación y las habilidades de la población activa.

    La convocatoria, que fue aprobada en una resolución del SEPE el pasado 17 de enero, contempla un presupuesto de 350 millones de euros para la financiación de programas estatales de formación dirigidos de forma prioritaria a personas ocupadas. Esta partida presupuestaria, que se distribuirá durante los tres próximos años, estará destinada a aquellas entidades de formación públicas y privadas, o agrupaciones de las mismas, que se dediquen a la formación presencial o a distancia en al menos dos comunidades autónomas.

    La aprobación de esta convocatoria era una de las principales demandas que el sector había planteado al Gobierno. Durante los años más duros de la crisis, casi 5 millones de trabajadores, ocupados o desempleados, no pudieron actualizar sus competencias ante la ausencia de inversión pública, un derecho individual reconocido en el Estatuto de los Trabajadores y ante el cual la Constitución confiere responsabilidad a los poderes públicos.

    En opinión de las principales organizaciones representativas, la recuperación de los niveles de empleo previos a la crisis y, especialmente, la adecuación de la formación de los trabajadores a las nuevas demandas que el rápido cambio tecnológico exige al mercado laboral pasan por asegurar la sostenibilidad financiera de un sector formado por 15.000 empresas, pymes en su gran mayoría, y que da trabajo a 150.000 personas.

    Frente al carácter anual y recurrente que las convocatorias tenían hasta 2014, la última databa de septiembre de 2016, siendo además objeto de importantes retrasos tanto en la fase de instrucción como en la de ejecución. Además de la incapacidad para planificar inversiones en el medio plazo dada la inseguridad jurídica y la falta de periodicidad, el consiguiente retraso en los pagos (de hasta 550 días de media), sumado a la necesidad de mantener los costes de personal y estructura mínimos, había sumido al sector en una situación financiera crítica, como las principales organizaciones representativas venían denunciando reiteradamente.

    La convocatoria de 2018 proporciona confianza a las organizaciones en que sus demandas adicionales de un cambio de modelo encuentren un eco adecuado en el Gobierno. Estas se muestran especialmente interesadas en que el correspondiente periodo de instrucción de esta convocatoria no supere los seis meses marcados por ley y que, a pesar del contexto de incertidumbre política en nuestro país, el Gobierno resuelva con diligencia y eficacia un compromiso del que depende el reciclaje profesional de muchos trabajadores.

    Más allá de paliar la crítica situación financiera a la que la inseguridad jurídica, la excesiva carga burocrática y falta de ejecución de la financiación pública les aboca, las organizaciones abogan también por un cambio sustancial que transforme el actual modelo subvencional, en el que las entidades de formación concurren competitivamente a las convocatorias de financiación estatales en un modelo más estable y más adaptado tanto a los centros como a los destinatarios de la formación. En opinión de las principales organizaciones representativas, ello situaría al sector en una posición ideal para garantizar la empleabilidad de los trabajadores, la competitividad de las empresas y la creación de riqueza para la sociedad durante las próximas décadas.

     

    Acerca de AEGEF, ANCED y CECAP

    AEGEF es una asociación de grandes empresas de formación de ámbito estatal, con una larga experiencia ofreciendo todo tipo de servicios relacionados con la formación, tanto a organizaciones como a particulares. ANCED es la principal organización empresarial de ámbito nacional que integra a los centros privados más importantes de enseñanza e-learning y distancia. CECAP es la organización empresarial más representativa del sector de la formación en España, con centros asociados en todas las Comunidades Autónomas dedicados a impartir enseñanza y formación no reglada.

  • El Foro de Emprendedores y Profesionales en las Economías Digitales (Feped) en colaboración con la prestigiosa Negocios y Estrategia Business School (N+E BS) organizan la primera edición de “Emprendedores y PYMES en las Economías Digitales” en el colorido y reputado hotel Puerta de América de Madrid que se ubica en está en el nº 41 de la Avenida de América, en el barrio de Prosperidad (distrito de Chamartín) el día 21 de Marzo de 2019 a las 19:00 horas.

    Emprendedores y PYMES

     

    Este hotel de cinco estrellas fue construido entre 2003 y 2005 y fué concebido como un proyecto colectivo de 18 arquitectos y diseñadores de prestigio internacional. El francés Jean Nouvel se encargó del ático, la planta duodécima y la fachada, multicolor y decorada con fragmentos del poema Libertad de Paul Éluard en diferentes idiomas. Por su parte, el interior de cada una de sus plantas fue diseñado por un autor distinto.

    Emprendedores y PYMES en las Economías Digitales” se presenta como un evento transversal que pretende aunar los intereses de distintos sectores que trabajan tanto por cuenta ajena como por cuenta propia.

    El evento presentado por FEPED en colaboración con N+E cuenta con un gran panel de expertos con amplia experiencia en cada una de sus sectores, todos ellos expondrán sus argumentos en relación a la tecnología, la economía digital, el machine learning, su visión del futuro de las empresas y startups.

    En palabras del presidente de FEPED y Director General de N+E Business School, Santiago Vitola, experto en negocios digitales y mentor de emprendedores, “vivimos en un mundo globalizado que avanza muy deprisa y en el que las nuevas tecnologías avanzan a pasos agigantados, han llegado para quedarse y tenemos que aprender a ponerlas a nuestra disposición”.

    Si quieres saber cual es el futuro de la Economía Digital y como van a integrarse las nuevas tecnologías a la sociedad no dejes escapar la oportunidad de asistir a “Emprendedores y PYMES en las Economías Digitales”.

  • GADEDesde el pasado 11 de Mayo Escuela Superior de Gestión, Administración y Dirección de Empresas (GADE) tiene firmado un Convenio de Colaboración con la Universidad Rey Juan Carlos I para la realización de diversos Titulos Propios. Actualmente dicho Convenio de Colaboración está autorizado para la impartición del MBA-MASTER OF BUSINESS ADMINISTRATION.

    Sobre IMF International Business School

    GADE Business School está especializada en la formación de profesionales dentro de las diferentes áreas de la gestión, administración y dirección de empresas y para ello imparte masters de calidad y con un marcado espíritu práctico.

    Nuestro objetivo es que el alumno encuentre en nosotros lo que busca y, lo que entendemos que busca, es poder utilizar sus conocimientos recién adquiridos, que el mercado valore y demande lo que aprenda y que sea capaz de aplicarlo de forma efectiva.

    Transformamos los conocimientos en empresas y lo hacemos contigo. Nuestra especialidad es la aplicación práctica de los conocimientos que te transmitimos hasta llegar a la máxima expresión empresarial: la creación, gestión y dirección de empresas de éxito. Por ello, en GADE lo importante es, más incluso que los conocimientos adquiridos, lo que aprendes a hacer con ellos.

    Nuestro valor diferencial es llevar la transmisión de conocimientos hasta el final, es decir, que con los conocimientos que el alumno adquiere y con las habilidades directivas que desarrolla pueda emprender, si lo desea, y siempre acompañado por expertos. En este proceso global, cada alumno escoge hasta dónde quiere llegar, en qué área y qué modalidad se adapta más a sus necesidades. 

    Para más información: http://www.gadebs.es/

     

  • Jornada ANCEDLa Asociación Nacional de Centros de E-Learning y Distancia (ANCED) celebró el pasado día 14 de junio una “Jornada de Formación”, presidida por D. Jorge Azcárate Morera y D. Manuel Pereira Moure, Presidente y Vicepresidente de ANCED. El acto se celebró en Madrid, en la sede de la CEOE, con un gran éxito de participación.

    En primer lugar se organizó una mesa debate sobre “El futuro contrato para la formación y el aprendizaje”, con la participación de diferentes responsables de la Administración y Agentes Sociales.

    Dª. Carmen Menéndez González-Palenzuela, Subdirectora General de Políticas Activas de Empleo del SEPE, destacó el descenso de contratos en los registros del Servicio Público de Empleo desde que la formación tiene que ser acreditable. La Administración pretende crear itinerarios formativos para cada una de las especialidades y flexibilizar la rigidez del certificado de profesionalidad. Son conscientes que los centros de formación son los principales impulsores de esta modalidad contractual. Consideran que para que el contrato de formación y aprendizaje tenga éxito, la figura del tutor, tanto el de empresa como en el centro de formación, debe ser primordial. Están trabajando para flexibilizar los procesos administrativos y que vuelva a ser un contrato de trabajo atractivo para empresas y trabajadores.

    Dª. Ana Herráez Plaza, Responsable de Área de Mercado Laboral de la CEOE, considera que para que este contrato tenga éxito en las empresas, se necesita una cierta flexibilidad en la gestión que en estos momentos no existe. Entiende que la formación debe ser acreditable, pero en la actualidad existen sectores sin formación acreditable, por lo tanto no pueden realizar este tipo de contrato. La formación permanente es fundamental para los trabajadores y se debe fomentar. En el ámbito de la formación para el empleo, se debería realizar un seguimiento de la evaluación y calidad de la formación, y analizar los resultados obtenidos. Incide en que el sector necesita seguridad jurídica.

    Dª. Mª Dolores Santillana Vallejo, Secretaria de Empleo, Cualificación Profesional y Migraciones de CCOO, indicó que se tienen que sentar todas las partes implicadas para modificar el contrato, y analizar los objetivos y fines a conseguir con esta modalidad contractual, sin caer en los errores de anteriores reformas. Fundamental que cualquier cambio en el contrato, debe hacerse a través de la negociación colectiva en la mesa de diálogo social. Considera que las estructuras paritarias deben trabajar para detectar las necesidades formativas en el seno de las empresas. A través del dialogo social se debería hablar de una reforma educativa seria, con cambios dentro de un marco de reflexión y reforma de la formación para el empleo.

    D. Sebastián Pacheco Cortés, Secretario de Formación de UGT, comenta que ahora es un momento clave para sentar las bases del futuro del contrato, ya que en la actualidad es un contrato enfermo. Considera que se debería cambiar la denominación del mismo, ya que debe estar en consonancia con un mercado cambiante como el actual, pudiéndose denominar “Contrato de Formación Permanente”.

    A continuación D. Antonio de Luis Acevedo, Director Gerente de la Fundae, comenzó su intervención con los datos de participación en la iniciativa de formación programada por las empresas del año 2018, donde se formaron cerca de 4.500.000 trabajadores. Desde la Fundación han detectado un problema en la ejecución territorial del presupuesto, así como en el gasto por sectores donde la inversión es desigual. Continúa la brecha entre las grandes empresas, las pymes y micropymes, en el uso de los créditos de formación, ya que estas últimas apenas lo están ejecutando, debido al desconocimiento sobre la formación que pueden recibir y cómo ejecutarla. En los próximos meses, se hará pública una campaña de difusión para que este nicho de empresas conozca las ventajas de esta iniciativa y puedan formar a sus trabajadores.

    En Fundae se apoyan en los informes de las comisiones paritarias sectoriales para priorizar la formación, principalmente en las dos últimas convocatorias de planes de formación de trabajadores ocupados. Se está trabajando en una metodología de detección de necesidades formativas, a la que los centros de formación deberán adaptarse para cubrir dicha formación.

    Por último, D.ª Isabel Bolea Lastanao y D. Jesús Herencia Antón, de la Asociación de Empresas de Blockchain, impartieron una ponencia sobre el desarrollo, mejoras y nuevos horizontes en el mundo de la educación con el uso de esta tecnología. Destacaron las múltiples posibilidades que permite blockchain en la formación, principalmente para garantizar la autenticidad en títulos y calificaciones. Esta tecnología ha llegado para quedarse, por lo tanto los centros de formación tienen que conseguir adaptarse a estos cambios.

      Descarga de Ponencias

     

    Blockchain: Desarrollos, mejoras y nuevos horizontes en el mundo de la Educación

       D. Jesús Herencia Antón y D.ª Isabel Bolea Lastanao
       Asociación de Empresas de Blockchain, AEChain
  • IMF Bussiness School

    • El 60% de los estudiantes no se siente preparado ni con las herramientas necesarias al terminar la universidad para dar el salto al mercado laboral, según un estudio de McGraw-Hill Education.
    • Según los últimos datos del Ministerio de Educación, en el curso 2015/2016 más de 170.000 alumnos, de los cuales el 54% fueron mujeres, se matricularon en un máster.
    • La escuela de negocios, IMF Business School, señala los tres pasos fundamentales a tener en cuenta por los recién titulados.

    ¿Especialización? ¿Voluntariado? ¿Emprender un negocio? o ¿Vivir un año sabático? Con el grado recién terminado, miles de estudiantes tienen que decidir ahora qué hacer el próximo curso. Es habitual que antes de llevar a cabo la elección, surjan muchos interrogantes, pues han invertido mucho tiempo y esfuerzo en conseguirlo. Sin embargo, un estudio publicado por McGraw-Hill Education revela que sólo 4 de cada 10 estudiantes sienten que su paso por la universidad los ha preparado bien para iniciar su vida laborar al terminar.

    El problema es que la universidad no es un fin en sí mismo, sino un medio. Tras los años de trabajo, comienza una nueva etapa en la que deben seguir esforzándose, en ocasiones, incluso más; además de plantearse nuevos retos y objetivos. Por eso, desde IMF Business School han analizado la situación que viven miles de estudiantes al acabar sus estudios en la universidad y señalan tres pasos fundamentales al terminar los estudios:

    1) Utilizar los recursos que ofrece cada universidad. Programas de prácticas, convenios con empresas o contactos. Cada día más, las universidades cuentan con un departamento especializado en orientación laboral e incluso talleres o bolsas de empleo. No sólo en las universidades. Es importante comprobar la bolsa de prácticas que ofrecen compañías especializadas como Adecco, como empresa líder mundial en la gestión de recursos humanos.

    2) Preparar un buen cv y carta de presentación. Es el primer paso antes de comenzar la búsqueda activa de empleo. Por ello, es necesario prestar atención en incluir todo lo que pueda interesar y hacerlo de una forma atractiva para que, en un proceso de selección entre cientos de currículos, destaque.

    3) Especialización. Los recién titulados ven en los másteres la posibilidad de aumentar su competitividad en el mercado laboral gracias a la especialización que proporciona su formación. Exactamente, 171.043 alumnos en el curso 2015/2016, últimos datos del Ministerio de Educación, se matricularon en un máster, de ellos el 54% eran mujeres.

    La especialización profesional cobra cada día mayor relevancia, lo que explica que el número de alumnos que buscan un máster online al acabar sus estudios se haya multiplicado por 3 en los últimos dos años, según el Ministerio de Educación. Una de las causas es la puesta en marcha en 2010 del conocido Plan Bolonia, que ha provocado una reestructuración de las licenciaturas y diplomaturas para convertirlas en grados, con una duración de cuatro años que ha pasado a entenderse como una formación más básica frente al postgrado o máster.

    Para Carlos Martínez, presidente de IMF Business School, “decenas de alumnos se ponen en contacto cada día con nosotros en busca de respuestas al terminar la universidad. Tras muchos años de experiencia, apostamos por una metodología que sitúa en el centro de todos sus servicios formativos al alumno y orienta a toda la organización hacia el éxito académico y profesional que perseguía al iniciar sus estudios”.

    Sobre IMF International Business School

    IMF Business School es una escuela de negocios internacional, que ha formado a más de 90.0000 profesionales desde su creación en el año 2001. La escuela dispone de una innovadora plataforma educativa a través de la que imparte masters oficiales y profesionales y más de 900 cursos en Ciencias Técnicas e Ingeniería, Ciencias de la Salud y la Educación, Ciencias Económicas y Empresariales, Ciencias Jurídicas y Ciencias Sociales y Humanidades. Entre sus másteres destaca El Máster en Dirección y Administración de Empresas (MBA) que aparece en el primer puesto del ranking MBA Online Especialidad Dirección General del PortalMBA.es y en el segundo del ranking de Masters MBA en España 2016 del mismo portal. En la actualidad, la escuela cuenta con sedes en Latinoamérica y Europa, y diferentes acuerdos con universidades de los cinco continentes.

    Para más información: http://www.imf-formacion.com/

     

  •  

    faqs fundaeEl SEPE está notificando a las empresas de forma electrónica el resultado de la comprobación de las bonificaciones aplicadas relativas a los ejercicios 2016 y 2017 y a las resoluciones de las Convocatorias de los ejercicios 2018 y 2019.

    A fecha de hoy se están enviando las notificaciones electrónicas relativas a la comprobación de diferencias detectadas en las bonificaciones por cuotas de formación profesional para el empleo de la iniciativa de formación programada por las empresas para sus trabajadores y de los permisos individuales de formación, efectuadas en los boletines de cotización a la Seguridad Social, correspondiente a los ejercicios 2016 y 2017.

    Más información en FUNDAE

  •  

    faqs fundaeDe acuerdo con lo indicado en el artículo 41 de la Ley 39/2015, las notificaciones se realizaran preferentemente por medios electrónicos cuando el interesado resulte obligado a recibirlas por esta vía. Obligatorias para todas las personas jurídicas.

    Se van a emitir para la iniciativa de formación programada por las empresas para sus trabajadores, de los ejercicios 2016 y 2017.

    El acceso a las notificaciones electrónicas del SEPE Estatal, se realizará mediante comparecencia en su sede electrónica. El acceso deberá realizarse por el representante legal o la persona debidamente acreditada mediante certificado digital a través del enlace: https://sede.sepe.gob.es/portalSede/flows/inicio.

    El aviso a la empresa de la notificación electrónica se hará a través de un correo electrónico a la dirección comunicada en el apartado de “domicilio a efectos de notificaciones” dentro del aplicativo de FUNDAE para la comunicación de las acciones formativas. La falta de este aviso no impedirá que la notificación sea plenamente válida.

    El plazo para acceder al contenido será de 10 días naturales, contados a partir de la puesta a disposición de la notificación en la sede electrónica. (Artículo 43 de la Ley 39/2018). Transcurridos los 10 días naturales sin que se acceda a su contenido, se entenderá que la notificación ha sido rechazada.

    En los casos que hayan transcurridos los 10 días naturales de plazo para su descarga y caducado la notificación, el SEPE lo comunicará a la ITSS para la apertura de las actas de liquidación.

    faqs notificaciones

  •  

    GoMobile

    Fecha de inicio: 01-10-2016

    Fecha de finalización: 31-03-2018

    GoMobile es un proyecto con una duración de 18 meses que se centra en el intercambio de información y en la creación de materiales prácticos que den una visión global sobre el aprendizaje móvil y que permita al personal docente de formación profesional aplicarlo a sus centros. El consorcio redactará un libro/guía que explique los distintos enfoques pedagógicos del aprendizaje móvil y que permita a todos los interesados conocer, de forma sencilla y accesible, las posibilidades de esta técnica de enseñanza.

    El objetivo de este libro/guía es ayudar a los profesores a utilizar mobile learning en clase.

    La UDIMA participa en este proyecto como colaboradora con la Asociación Nacional de Centros de E-Learning y Distancia (ANCED), que es socia junto a estas entidades:

    Ingenious Knowledge GmbH (coordinador, Alemania)

    Socios:

     

     

  • DSC 3299La Asociación Nacional de Centros de E-Learning y Distancia (ANCED) celebró el pasado día 11 de abril una “Jornada Técnica de Formación”, presidida por D. Jorge Azcárate Morera, Presidente de ANCED y D. Manuel Pereira Moure, Vicepresidente de ANCED. El acto se celebró en Madrid en la sede de la CEOE con más de 130 asistentes, para tratar temas muy interesantes que afectan al sector de la formación.  

    D. Ángel Goya Castroverde, Subdirector de Políticas Activas de Empleo del SEPE, abrió la jornada con una interesante ponencia sobre el desarrollo normativo y las novedades en el contrato para la formación y el aprendizaje, destacando los esfuerzos que están realizando en el SEPE para el desarrollo de nuevas Órdenes Ministeriales y Bases Reguladoras en las distintas iniciativas de la formación para el empleo, y que dote al sistema de la seguridad jurídica necesaria. También destacó que están trabajando con mecanismos en base a la unidad de mercado, para no repetir procedimientos entre las diferentes administraciones y Comunidades Autónomas.

    A continuación D. José Manuel Continente Muro, Jefe de Área de Cualificaciones y Certificación de las Competencias de la Comunidad de Madrid, intervino explicando minuciosamente el proceso para la acreditación de competencias por la vía no formal. Destacó que desde la Comunidad de Madrid se está priorizando los procesos de acreditación como consecuencia de la existencia de normativa que establezca a los profesionales la obligación de estar en posesión de la acreditación oficial para el ejercicio de su actividad profesional. Se está elaborando el desarrollo del Decreto 1224/09 en el ámbito de la Comunidad de Madrid, que establece las normas de desarrollo del procedimiento general de evaluación y acreditación de las competencias profesionales adquiridas por las personas a través de la experiencia laboral o de vías no formales de formación..

    Dª Sonia Sanz Sánchez, Subdirectora Adjunta de Información y Asistencia del Departamento de Gestión Tributaria de la AEAT, impartió una ponencia sobre el IVA en la formación no presencial. Hizo especial hincapié en la aplicación del IVA en la modalidad de teleformación, y como ha de aplicarse tanto a clientes particulares y empresas comunitarias como extracomunitarias. A pesar la causística de los centros de formación es muy amplia, expuso varios ejemplos y aclaro diferentes casos particulares en el turno de preguntas posterior.

    Finalmente Dª Marisa Cosmen Alonso, Responsable del Servicio al Cliente de la FUNDAE, expuso los cambios y novedades en la formación programada por las empresas para 2018, detallando los cambios más relevantes a tener en cuenta producidos en la normativa, así como los cambios en la página web de gestión de la FUNDAE, haciendo especial mención a los errores más comunes que se comenten a la hora de gestionar la formación en la FUNDAE.

    Todas las ponencias suscitaron un gran interés entre los asistentes, con interesantes turnos de preguntas en cada una de los temas.

    El Presidente de ANCED cerró las jornadas exponiendo la situación actual del sector y dando las gracias a todos los asistentes por su contribución al éxito de esta Jornada con su asistencia y participación.

      Descarga de Ponencias

     

    Acreditación de competencias por la via no formal

       D. José Manuel Continente Muro
       Jefe de Área de Cualificaciones y Certificación de las Competencias de la CAM
     

    El IVA en la formación no presencial

       Dª Sonia Sanz Sánchez
       Subdirectora Adjunta de Información y Asistencia del Departamento de Gestión Tributaria de la AEAT
     

    Novedades en la formación programada por las empresas para 2018

       Dª Marisa Cosmen Alonso
       Responsable del Servicio al Cliente de la FUNDAE
     

    Cierre de la Jornada

       D. Jorge Azcárate Morera
       Presidente de ANCED